El registro del tiempo consiste en registrar las horas y, por tanto, la asistencia. Los empleados pueden registrar su tiempo y, de este modo, las organizaciones están al tanto de la asistencia y las horas trabajadas de sus empleados. Si su empresa es grande, esto le ahorraría mucho tiempo. Y aunque el registro sea el punto de partida, la ganancia real está en la elaboración de informes y el procesamiento posterior.